mina-corani

Corani, el proyecto que tiene licencia social pero no dinero

Es el proyecto argentífero más grande del Perú y uno de los pocos con licencia social. Corani, de la canadiense Bear Creek, tiene lo principal para salir adelante: vastas reservas (una de las primeras a nivel mundial entre las minas de plata) y el apoyo de las comunidades vecinas: Chacaconiza y Quelcaya, en Puno.

No obstante, su construcción se ve dilatada por un problema común a todas las empresas mineras: la falta de dinero, que en el caso de compañías junior como Bear Creek es particularmente apremiante.

La canadiense necesita US$700 millones para construir Corani, cifra difícil de recaudar en el presente contexto de bajos precios de los metales. Sin embargo, confía en que podrá hacerlo antes del cuarto trimestre del 2016. Pero, ¿cómo los conseguirá?

La minera ve factible una alianza con proveedores mineros, recurso de financiamiento sui géneris que implica la inversión en equipos por parte de estos, a cambio de una participación en la producción futura de la mina.

De conseguirlo, Bear Creek pondrá en marcha la mina de plata más grande del país, con una producción anual de trece millones de onzas de plata equivalentes (con créditos de zinc y plomo) en promedio.

 

soldadura-GSP

Soldadura del Gasoducto Sur Peruano ya está en marcha

El Gasoducto Sur Peruano alcanzó un nuevo hito en su construcción: la soldadura de tuberías para el transporte de gas natural.

De acuerdo con lo previsto, el proceso de soldado se inició el último 29 de agosto en el primer tramo del gasoducto (Tramo B) ubicado en la zona de Ticumpinía, en el Bajo Urubamba (distrito de Echarati, La Convención, región Cusco). En este primer mes de soldaduras, ya se logró soldar 208 juntas de tubos.

Personal altamente calificado y con amplia experiencia en construcción de gasoductos está a cargodel soldado de tubos que, una vez unidos, tienen que pasar por pruebas radiográficas y de ultrasonido para garantizar el cumplimiento de las especificaciones técnicas que exige el Estado peruano con la permanente supervisión del OSINERGMIN.

Cabe recordar que, en el Tramo B, de 78 kilómetros de largo, el sistema cuenta con dos ductos paralelos: uno de 32 pulgadas para el transporte de gas natural y otro de 24 pulgadas para líquidos. En esta etapa del trabajo se prevé soldar 20 tubos de cada ducto por día.

Antes de cada proceso de soldadura, los tubos –que fueron fabricados en China e India– tienen que ser alineados y doblados al frío con máquinas de alta precisión que permiten “amoldarlos”a las características topográficas de la zona.

Según estimaciones de Odebrecht, a cargo de la construcción del proyecto, la obras avanzan a buen ritmo y se prevé lograr la terminación mecánica de los Tramos B y A1 (región Cusco) a fines del año 2016, con el objetivo de iniciar el transporte de gas en estos primeros dos tramos el primer trimestre del año 2017.